Nuevos Reglas Para Casinos

Publish: 01.11.2017

Filipinas anunció que a partir del 4 de noviembre de 2017, los casinos del país serán monitoreados por comité contra el lavado de dinero (Anti-Money Laundering Council; AMLC por sus siglas en inglés). De esta forma entrarán en vigor una nueva seria de reglas y regulaciones del Acta de la República número 10927. Bajo esta nueva acta contra el lavado de dinero, los casinos de Filipinas tendrán que llevar a cabo procesos formales de identificación de sus clientes. Las reglas serán vigentes para todos los casinos terrestres del país, así como los casinos de cruceros y los casinos en línea.

Filipinas puso en marcha sus esfuerzos anti-lavado de dinero después de que sufriera en 2016 las consecuencias de un robo con el que hackers desconocidos hicieron una transferencia de 81 millones de dólares del Banco de Bangladesh a unas cuentas de banco registradas en Filipinas. El dinero se retiró de manera inmediata y luego desapareció en la industria de casinos del país. Es por eso que Filipinas se vio obligada a adoptar regulaciones más estrictas contra el lavado de dinero.

Una Nueva Generación De Casinos

Con las nuevas reglas y regulaciones implementadas por el AMLC, todos los casinos deberán establecer programas internos para la prevención contra el lavado de dinero. Esto quiere decir que las herramientas y sistemas de cada casino tendrán que estar en sintonía con aquellas ya puestas en marcha por las instituciones financieras del país. De esta manera, los casinos podrán monitorear continuamente todas las actividades para así poder detectar cualquier actividad fraudulenta. Se trata de poder detener cualquier intento de lavado de dinero, así como cualquier acuerdo potencial de financiamiento para el terrorismo u otras actividades criminales.

Entre los planes que acompañan los esfuerzos contra el lavado de dinero, los casinos deberán conservar un registro de por lo menos cinco años de cada uno de sus clientes, y nadie podrá usar pseudónimos en el casino, sino que tendrán que presentar sus verdaderas identidades en todo momento. Además, los retiros y transferencias se tendrán que hacer siempre físicamente.